Los hombres se ponen velo en Irán como señal de protesta

La República Islámica de Irán es el único país del mundo que obliga a todas las mujeres que pisan su territorio a cubrirse la cabeza como gesto de respeto hacia el Islam. Al tratarse de una imposición, son frecuentes las protestas, estrictamente en Internet, de chicas que exhiben su pelo al descubierto para expresar su rechazo a una norma que afecta tanto a iraníes como a extranjeras.

Esta vez, han sido los hombres -maridos, padres, novios, hermanos- los que han querido mostrar su rechazo a la obligatoriedad del velo en Irán. Y lo han hecho como lo hacen ellas, en internet, porque manifestarse en la calle está totalmente prohibido, por lo que las redes sociales funcionan como plataforma y altavoz para que la población pueda manifestar la disconformidad con las estrictas normativas que regulan el país.

Solo Un Periodista Acude a la Rueda de Prensa de la Ganadora del Tour de Francia Femenino

Está claro que debemos seguir luchando, y mucho, por la IGUALDAD real en muchos campos en la actualidad. Uno de ellos es el DEPORTE. ¿Se tratan por igual a los deportistas masculino y femenino?

Pensadlo, y ser consumidores responsables de deporte.

Fijaros en la noticia:

Un sólo periodista. Eso es todo lo que Marianne Vos se encontró en la rueda de prensa celebrada poco después de haberse proclamado vencedora de La Course By Le Tour, que podría considerarse el equivalente femenino al Tour de Francia, a pesar de no tener ni la misma duración ni la misma cobertura mediática. El periodista en cuestión era Peter Cossins, especializado en ciclismo, que indignado por la desoladora estampa que se encontró en la sala de prensa, tuiteó una imagen en la que se le podía ver rodeado de sillas vacías.

View image on Twitter

23 de Septiembre, Día Internacional contra la prostitución, la trata y el tráfico de personas con fines de explotación sexual

El Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas fue instaurado por la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladés, en enero de 1999. Fue un 23 de septiembre, en el año 1913, cuando se promulgó la primera norma legal en el mundo contra la prostitución infantil: el país pionero fue Argentina.

Os dejamos algunos vídeos de concienciación para que los veáis, los compartáis….y reflexionéis.

¿Por qué se celebra el Día del Orgullo Gay el 28 de junio?

El Día del Orgullo (Gay Pride en inglés) se celebra cada 28 de junio, aunque el colectivo LGTBI (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales) suele trasladar generalmente sus marchas y desfiles al sábado anterior o posterior a esta fecha. El origen de esta celebración se remonta al 28 de junio de 1969, cuando tuvieron lugar los conocidos como disturbios de Stonewall (Nueva York), que marcan el inicio de la lucha por los derechos de los homosexuales.

Enfrentamientos entre policía y homosexuales en los alrededores del Stonewall, en Nueva York en 1969.

La madrugada del 28 de junio de 1969, la policía de Nueva York dirigió una redada contra el pub Stonewall, situado en el Greenwich Village. El colectivo gay respondió con una serie de manifestaciones que derivaron en incidentes violentos. En la historia del movimiento homosexual en Estados Unidos, este episodio señala el momento en que los gais empezaron a luchar contra todo un sistema, legal, policial y social, que les perseguía.

En los 60 eran pocos los locales que acogían abiertamente a personas homosexuales. Entre estos estaba el Stonewall, que era propiedad de la mafia. Este pub servía a gran variedad de clientes, pero era popular por tener entre sus habituales a gais, transexuales, ‘drag queens’, afeminados, prostitutos masculinos y jóvenes sin techo.

Las redadas contra pubs como el Stonewall eran algo habitual en la época. Lo que marcó la diferencia fue que, inesperadamente, la policía perdió el control de la situación y los clientes y demás personas que se acercaron al lugar se rebelaron. La tensión entre la policía y los vecinos gais de Greenwich Village se alargó durante varios días. Y en cuestión de semanas, el colectivo se organizó para lograr disponer de lugares donde los homosexuales pudieran estar libremente sin temor a ser arrestados.

Resultado de imagen de bandera orgullo gay

Las primeras marchas del Orgullo Gay para conmemorar estos hechos tuvieron lugar en 1970 en Nueva York y Los Ángeles. Poco a poco se le sumaron ciudades de todo el mundo que desde entonces acogen las llamadas Pride Parades o desfiles del Orgullo Gay para reivindicar sus derechos.

FUE VIOLACIÓN

No fue abuso, fue violación. El Tribunal Supremo ha condenado por unanimidad a los cinco hombres miembros de ‘la manada’ a quince años de cárcel por un delito continuado de «violación». Desdice así lo sostenido por la Audiencia de Navarra, primero, y por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, después, que los consideraron culpables de un delito de abuso sexual con prevalimiento con nueve años de cárcel pero no de agresión sexual.

El Supremo asegura que se trató de un «auténtico escenario intimidatorio» en el que la víctima «en ningún momento consiente».

Vista general de la sala del Tribunal Supremo en la que se ha celebrado la vista pública del caso 'la manada'

¿Qué diferencia hay entre agresión y abuso sexual?

El delito de abuso sexual está tipificado en el artículo 181 del Código Penal y lo comete el que «sin violencia e intimidación» y sin que medie consentimiento realiza actos «que atenten contra la libertad sexual o indemnidad sexual de otra persona». Por el contrario, la agresión sexual, según el artículo 178 del Código Penal, que lo define, consiste en atentar contra la libertad sexual de otra persona, «utilizando violencia o intimidación».

¿Qué dice el Tribunal Supremo?

El Tribunal Supremo ha considerado que el ataque sexual cometido contra la víctima, que denunció los hechos en julio de 2016, se llevó a cabo utilizando la intimidación. El fallo describe un «auténtico escenario intimidante» que hizo que la joven «adoptara una actitud de sometimiento, haciendo lo que los autores le decían que hiciera, ante la angustia e intenso agobio que la situación le produjo». El tribunal ha dejado claro que la intimidación no tiene por qué implicar amenazas explícitas.

1000 MUJERES ASESINADAS POR VIOLENCIA MACHISTA DESDE 2003

El número de asesinadas en España desde el 2003, año en que comenzó a elaborarse la estadística, llega a la cruenta cifra de 1.000 víctimas. 

La organización terrorista ETA asesinó en sus 40 años de historia  a menos personas, en concreto a 864, según la Audiencia Nacional; mientras que en el 11-M murieron 192 víctimas y en los atentados de París, 137. Para encontrar un número mayor de fallecidos por causas violentas hay que buscar en las guerras o en el atentado del 11-S, donde fallecieron casi 3.000 personas. Por tanto, casi 1.000 mujeres asesinadas en España en 16 años es una cifra desoladora.

Anteriormente se consideraba maltrato ‘doméstico’ y las autoridades no le prestaban demasiada atención porque opinaban que era un tema menor y que debía permanecer en el ámbito de los hogares. Pero el  asesinato de Ana Orantes el 17 de diciembre de 1997, marcó un antes y un después en la concienciación social en contra de los malos tratos. Tras cuatro décadas de palizas y agresiones verbales hacia ella y sus ocho hijos, Orantes decidió contar su sufrimiento en televisión y 13 días después su exmarido la abrasó viva. Su desgraciado homicidio ayudó, no obstante, a las organizaciones de mujeres a forzar el primer plan de acción contra la violencia doméstica, que modificó el Código Penal para incluir la violencia psíquica y la medida cautelar de distanciamiento físico entre agresor y víctima.

En los años siguientes las asociaciones feministas continuaron dando la batalla, con escaso éxito hasta que  se aprobó la ley integral, que finalmente apoyaron todos los grupos políticos. La norma incorpora medidas de protección, reparación y prevención y supone, según los expertos, un abordaje completo al que las comunidades autónomas se han adaptado, así como el Código Penal, con la regulación de la orden de protección, el agravante de género o la inclusión de otras formas de violencia contra las mujeres como la mutilación genital o el matrimonio forzado.