UN VÍDEO FEMINISTA CON MUCHO HUMOR….

¿Cómo sería el mundo si a los hombres les preguntasen si van a tener hijos o si tienen la regla?, ¿O si las ministras valiesen más que los ministros?

Parece absurdo ¿no?…pues eso……igual de absurdo que conformarse con una sociedad Patriarcal

 

25 fotografías históricas de mujeres que le echaron un par de ovarios a la vida

La australiana Annette Kellermann, nadadora profesional, escritora y artista de vodevil, fue una de las primeras mujeres en lucir bañadores de una pieza y posar así de orgullosa con el bañador encima… pero alguien lo consideró indecente y la detuvieron por ello.

Las integrantes del primer equipo de baloncesto femenino de la historia en 1902.

Las sufragistas Annie Kenney y Mary Gawthorne pintando en el suelo por el voto femenino en 1907.

Esta albañil haciendo sus cosas en Berlín en 1910.

La sufragista inglesa Annie Kenney arrestada durante una manifestación en 1913.

Leola N. King, la primera mujer en la historia en ser guardia de tráfico, en 1918.

Estas mujeres que fueron arrestadas en Chicago en 1922 por llevar ropa de baño “indecente”.

Gertrude Ederle, la primera mujer en cruzar a nado el canal de la mancha.

Amelia Earhart, la primera mujer en volar sobre el océano Atlántico en 1928.

Marina Ginestà, militante comunista de 17 años, mirando desafiante desde la azotea del Hotel Colón Barcelona en 1936.

La ‘madre migrante’ que la fotógrafa estadounidense Dorothea Lange capturó en 1936 y que se convirtió en símbolo de la Gran Depresión.

Margaret Bourke-White, que fue la primera mujer corresponsal de guerra (trabajó cubriendo la Segunda Guerra Mundial) y la primera mujer fotógrafa que trabajó para la revista Life. Consiguió su primera portada en 1936.

 Dos mujeres enseñando por primera vez las piernas mientras pasean de la mano por Toronto en 1937.

 Simone Segouin, miembro de la resistencia francesa y convertida en icono tras la publicación de esta fotografía, en la que solo tenía 18 años y que fue muestra de la participación de las mujeres en la resistencia. Ella solita capturó a 25 nazis.

Esta mujer en París, que expresó su repulsa ante la figura de Adolf Hitler cuando la ciudad fue ocupada.

Rosa Parks en su ficha policial de 1955 tras ser detenida al negarse a cederle su asiento a un hombre blanco como dictaba la ley por aquel entonces.

Elizabeth Eckford, icono de la lucha antirracista en Estados Unidos, en su primer día de clase en 1957: a pesar de que la Corte Suprema de los Estados Unidos había declarado que la segregación de los alumnos era ilegal, en Arkansas muchos estudiantes blancos rechazaban la entrada de alumnos negros en sus escuelas.

1957

La soviética Valentina Tereshkova, primera mujer (y primera civil) en viajar al espacio, en 1964. Años más tarde declaró que si tuviera suficiente dinero “viajaría al espacio aunque fuera como turista e incluso me iría a Marte con billete solo de ida”.

Kathrine Switzer, que se convirtió en la primera mujer en correr en la maratón de Boston en 1967. Durante la carrera uno de los organizadores intentó quitarle el dorsal para que no siguiera participando, sus compañeros la defendieron.

Margaret Hamilton, ingeniera de software del proyecto Apollo, posando al lado de la pila de código que ella misma escribió a mano y que hizo que el hombre pisara la luna, en 1969.

Esta mujer en una manifestación por los derechos LGTB en Christopher Street Gay en 1970 con un cartel que dice “soy tu peor miedo, soy tu mejor fantasía”.

Jeanne Manford manifestándose por los derechos LGTB junto a su hijo Morty, durante el Orgullo Gay en Nueva York en 1972. Las reacciones a su cartel permitieron que se crease el grupo ‘Padres, familia y amigos de las lesbianas y los gays’, del que Manford es cofundadora.

Esta policía de Los Ángeles que cuidó de un bebé abandonado en su despacho mientras continuaba con su trabajo.

Junko Tabei, quien en 1975 se convirtió en la primera mujer en subir el Everest.

Una mujer de origen polaco y superviviente de un campo de concentración le pega un bolsazo a un neonazi en Suecia en 1985.

¿QUÉ OCURRIÓ EL 8 DE MARZO DE 1857?

El 8 de marzo de 1857, miles de trabajadoras textiles decidieron salir a las calles de Nueva York con el lema ‘Pan y rosas’ para protestar por las míseras condiciones laborales y reivindicar un recorte del horario y el fin del trabajo infantil.

Fue una de las primeras manifestaciones para luchar por sus derechos. Distintos movimientos, sucesos y movilizaciones (como la huelga de las camiseras de 1909) se sucedieron a partir de ese episodio, que sirvió de referencia para fijar la fecha del Día Internacional de la Mujer.

El capítulo más cruento de la lucha por los derechos de la mujer se produjo, sin embargo, el 25 de marzo de 1911, cuando se incendió la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York. Un total de 123 mujeres y 23 hombres murieron. La mayoría eran jóvenes inmigrantes de entre 14 y 23 años.

Fue el desastre industrial más mortífero de la historia de la ciudad y supuso la introducción de nuevas normas de seguridad y salud laboral en EEUU. Según el informe de los bomberos, una colilla mal apagada tirada en un cubo de restos de tela que no se había vaciado en dos meses fue el origen del incendio. Las trabajadoras y sus compañeros no pudieron escapar porque los responsables de la fábrica habían cerrado todas las puertas de escaleras y de las salidas, una práctica habitual entonces para evitar robos.

LA CARGA MENTAL DE LAS MUJERES

Os resumimos un interesante artículo de El Mundo, analizando la igualdad entre hombres y mujeres…dando un paso más allá….

Las cosas han cambiado mucho dentro y fuera de casa en lo que a reparto de tareas se trata, pero aún hay diferencias notables entre hombres y mujeres. Todavía hoy son ellas las que se encargan de toda la logística, planificación, coordinación y toma de decisiones en el hogar. El 71%, de hecho, sufre carga mental y solo el 12 % de los hombres lo experimenta.

¿Y qué es eso de la carga mental? Viene a ser un peso invisible que se genera por el esfuerzo mental constante y deliberado que conlleva estar pendiente de que las dinámicas de la casa funcionen bien. Si bien es cierto que el hombre poco a poco se va incorporando a las tareas del hogar, no es menos cierto que quien sigue dirigiendo la orquesta doméstica es la mujer.

Según Violeta Alcocer, psicóloga, “cuando hablamos de la carga mental debemos distinguir entre el trabajo físico o tareas (ir al supermercado, hacer una gestión en el banco, o llevar a tu hija a baloncesto…), que muchas veces son compartidas, del trabajo mental que supone estar pendiente de todo: darse cuenta de qué hace falta, organizar, planificar, comprobar, anticiparse, decidir, supervisar, etc… y que la mayor parte de las veces son asumidas solo por un miembro de la pareja y en su mayoría por una mujer”.

Dentro de este contexto, P&G ha desarrollado el proyecto social #DescargaMental, en el que han entrevistado a más de 2.400 personas, hombres y mujeres viviendo en pareja con y sin hijos de entre 25 y 49 años, por todo el país, para saber cómo se distribuye esa responsabilidad. El 84% de las mujeres confirma haber sentido estrés debido a las responsabilidades relativas al hogar. Y en esto hay mucha tela que cortar porque el 87% se siente responsable de la dinámica del hogar y un 73% considera que tiene que dejar instrucciones cuando se va de casa. Otra queja recurrente: a ellos aún hay que pedirles que hagan las cosas, según un 72% de las voces femeninas entrevistadas.

Con la maternidad, la carga mental aumenta notablemente para las mujeres. Para el 91% de ellas, su papel es clave en los flujos domésticos. Preguntados ellos, queda claro: solo un 12% menciona ser la persona de referencia para las necesidades diarias de sus hijos y únicamente un 5% afirma estar pendiente de los festivales del colegio.

P&G ha ido un paso más allá y ha hecho un experimento en el que les pidió a 5 parejas con diferentes perfiles que pasaran sus listados de tareas mentales a la aplicación de notas del móvil. Después, cada pareja intercambió su teléfono y leyó en voz alta el listado de notas del otro.

Mientras que los hombres tenían notas relacionadas con su trabajo y centradas en cuestiones personales, las mujeres no solo tenían mayor cantidad de deberes, sino que la mayoría estaban íntimamente ligados al entorno doméstico, evidenciando así la desigualdad de cargas de unos y otros .

EL AMOR NO DUELE

Hoy, día de los enamorados, no olvidéis qué es el AMOR de verdad…..SI DUELE NO ES AMOR

PARA NADA esas frases de:

“Sin ti no soy nada”

“Quien bien te quiere te hará llorar”

“Los celos demuestran amor”

“El amor todo lo puede”

ESO NO ES AMOR….ES VIOLENCIA

 

Federica Montseny, la primera mujer ministra de Europa

En plena Guerra Civil, una mujer es designada ministra, la pionera en acceder a las tareas de gobierno en la historia de España. El Ejecutivo republicano ha creado este ministerio respondiendo a una promesa largamente anunciada y ella es su principal candidata.

Al frente de la cartera hasta mayo del año siguiente, su labor marcará también un hito, con revolucionarios proyectos sociales. En sólo seis meses, su contribución a la mejora de la salud pública y a la consecución de los derechos de las mujeres en España marca un hito histórico. Impulsa un cambio en los conceptos de sanidad pública y bienestar social. Convencida de la necesidad de reestructurar los servicios médicos, cree en su descentralización y su vinculación con el entorno social. Entre sus logros podemos destacar la creación de hogares infantiles, la promoción de comités técnicos de investigación psiquiátrica contra el cáncer o la creación de casas de reposo para los combatientes. O proyectos adelantados a su tiempo, como la promulgación de una ley de interrupción del embarazo, una campaña de lucha antivenérea, o la creación de los ‘liberatorios  sexuales’ de la prostitución, centros donde las prostitutas podían alojarse y aprender un oficio, manteniendo paralelamente abiertos los prostíbulos, consecuente con sus ideas.