Queipo de Llano y la violación como propaganda del terror en la Guerra Civil

Hoy 14 de junio, fecha en la  que se celebra por segunda vez el DÍA DE LA MEMORIA HISTÓRICA Y DEMOCRÁTICA en los centros docentes de la COMUNIDAD AUTÓNOMA DE ANDALUCÍA, quiero recordar que en la guerra civil española y en la posterior dictadura se cometieron auténticas atrocidades, pero fueron las mujeres (una vez más) las mayores  víctimas de abusos sexuales  y violaciones, y las grandes perdedoras de derechos y libertades como género (aparte por supuesto de la pérdida de la democracia de la población entera, que ya con eso no es poco…).

El golpe de Estado de 1936, que trajo consigo una crudelísima Guerra Civil, supuso la caída de la segunda República y, con ella, la pérdida de los derechos y libertades democráticas logradas bajo el régimen del 14 de abril de 1931, entre los que estaban los adquiridos por la mujer en España por primera vez en la historia. Tal como se podía leer en la publicación Mundo femenino, en octubre de 1931, «la República, mujeres españolas, nos ha elevado a la categoría excelsa de ciudadanas, reconociéndonos la plenitud de derechos igual al hombre».

La dictadura supuso para la mujer un drástico retroceso histórico en esa igualdad de derechos jurídicos y políticos, que la retrotrajo al papel doméstico y servil de la pasada centuria. Con toda seguridad, las mujeres que defendieron la bandera tricolor fueron conscientes del riesgo que en ese sentido podría comportar la victoria de los golpistas. Sobre todo si se repara en la personalidad del general Queipo de LLano, al que siempre que se habla del delito de violación en España convendría tener en cuenta.

Los discursos de Gonzalo Queipo de Llano a través de Radio Sevilla, durante la Guerra Civil, fueron numerosos (más de 600). Las crónicas del conflicto armado se refieren a la voz  del militar golpista, incitando al asesinato y a la violación: “Nuestros valientes legionarios y regulares han enseñado a los cobardes de los rojos lo que significa ser hombre. Y, de paso, también a las mujeres. Después de todo, estas comunistas y anarquistas se lo merecen, ¿no han estado jugando al amor libre? Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricas. No se van a librar por mucho que forcejeen y pataleen”.

MI MAS FUERTE HOMENAJE A TODAS ESAS MUJERES QUE LUCHARON EN ESA ÉPOCA DE NUESTRA HISTORIA POR LA IGUALDAD Y LA LIBERTAD.

 

17 de mayo: Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia.

Según la web de la ONU de la campaña «Libres e iguales»: «En más de un tercio de los países del mundo, las relaciones amorosas consensuales entre personas del mismo sexo se consideran delito, lo que exacerba prejuicios y expone a millones de personas a ser chantajeadas, detenidas o encarceladas. En muchos países las personas transgénero son obligadas a someterse a tratamiento médico, son esterilizadas o se les imponen unas condiciones muy duras para que se reconozca legalmente su identidad de género. Los niños intersexuales a menudo son sometidos a operaciones quirúrgicas innecesarias que acarrean un sufrimiento y un dolor físico y psicológico terrible. En muchos casos, la falta de protección jurídica adecuada, junto con las actitudes hostiles de la población, llevan a una discriminación generalizada contra las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales, que se manifiesta en el despido de trabajadores, el acoso de estudiantes y su expulsión de los centros de enseñanza y la denegación de servicios de salud esenciales».

JUSTICIA Y PROTECCIÓN PARA TODOS

Muchos damos por sentado el trato justo y la protección contra la violencia y el abuso. Sin embargo, para millones de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI), la justicia dista de estar garantizada. A nivel mundial, en demasiados países se mantienen leyes anticuadas o represivas y se demora en los avances o se rechaza voluntariamente el progreso hacia la igualdad de las personas LGBTI.

PERSONAS TRANS

Todo el mundo sabe perfectamente cuál es su género. La identidad de género de la mayoría de las personas coincide con el sexo que se indicó en su certificado de nacimiento cuando nacieron. Sin embargo, a algunas personas les asignaron un sexo que no se corresponde con quienes realmente son. Esto es lo que se suele llamar ser “trans” o “transgénero”. También tiene otros nombres, muchos de ellos con hondas raíces culturales e históricas, como hijra, tercer género, two-spirit, travesti, fa’afafine, transpinay, transpinoy, muxe, waria y meti.

Ser trans no tiene nada de malo: es una manifestación más de la gran diversidad de la naturaleza humana. Las personas trans forman parte esencial de las comunidades y culturas, y así ha sido a lo largo de la historia. Sin embargo, en un mundo donde abundan las opiniones negativas y no siempre hay suficiente información sobre el tema, muchas personas trans sufren hostilidad, discriminación y violencia, simplemente por ser quienes son.

Las personas trans corren un riesgo mucho mayor de sufrir acoso y agresiones y de ser asesinadas. Cuando los medios de comunicación y los líderes comunitarios y políticos tratan el tema con un tono incendiario, el entorno se vuelve aún más hostil. Esta hostilidad hacia las personas trans muchas veces llega a codificarse en leyes que les prohíben ejercer derechos básicos.

Por ejemplo, en la mayoría de los países las personas trans no pueden ver su identidad de género reconocida en sus documentos de identidad oficiales, como pasaportes, licencias para conducir y tarjetas de identidad. En los relativamente pocos lugares donde sí se puede reconocer, las condiciones suelen ser terribles, como la esterilización y el divorcio forzoso. Sin documentos de identidad adecuados, las personas trans quedan excluidas de muchas actividades cotidianas, desde abrir una cuenta bancaria o solicitar empleo hasta alquilar una vivienda o viajar a otro país.

Vivir la vida abiertamente, mostrando la propia identidad, es algo que la mayoría de la gente da por sentado, pero en el caso de las personas trans puede ser muy peligroso. Vivir con autenticidad, algo tan sencillo como ser visibles, requiere un valor enorme. Sin embargo, cada vez son más las personas trans que se dejan ver en nuestras comunidades, en los medios de comunicación y en la vida pública, con lo que cada vez se sabe más sobre el tema y las actitudes están cambiando. Esto es esencial para garantizar los derechos fundamentales de las personas trans.

Es hora de dejar de denigrar a quienes son diferentes. Es hora de defender los derechos de la comunidad trans. ¡Ha llegado el momento de celebrar la visibilidad trans!

TODOS SOMOS LIBRES E IGUALES EN DERECHOS

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”: así lo afirma el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. O, por decirlo de otro modo: todos gozamos de los mismos derechos humanos inalienables. Tú, yo, todos nosotros, sin excepciones.

No obstante, para muchos de nosotros esta hermosa promesa de la Declaración Universal no se cumple en la realidad de nuestra vida cotidiana. En todo el mundo, las personas se enfrentan a violencia, estigma y discriminación, ya sea por el color de su piel, porque viven con una discapacidad, por su edad, su género, sus convicciones, o porque son gais, lesbianas, bi, trans o intersex.

La Declaración Universal está inspirada en la profunda convicción de que otro mundo es posible. Pero solo es posible si nos mantenemos unidos; si todos y cada uno de nosotros insistimos en que nuestra libertad depende de la libertad de los demás, y en que nadie será libre hasta que todos lo seamos.

Es posible lograr un mundo libre e igualitario. ¡Ayúdanos a correr la voz!

PERSONAS BISEXUALES

Las personas bisexuales, a menudo llamadas “bi”, son personas que se sienten atraídas emocional, romántica o sexualmente hacia personas de más de un género. Las personas bi sufren muchos de los mismos abusos que los homosexuales y las lesbianas, incluida la criminalización y la discriminación generalizada. También tienen que lidiar con un conjunto adicional de estereotipos negativos, incluidos los mitos de que ser bi es una fase o que las personas bi son promiscuas, están confundidas o simplemente buscan atención. Algunas personas creen erróneamente que las personas bi no sufren violaciones porque pueden «elegir» estar en relaciones que serán percibidas como heterosexuales. Como resultado, la mayoría de las personas bi temen “salir del armario”, incluso con sus familiares y amigos más cercanos.

Ninguna de estas suposiciones es verdadera. Las personas bi no son más o menos sexuales que otras personas, y son igualmente capaces de amar y comprometerse. Los conceptos erróneos comunes sobre la bisexualidad, incluso entre algunos gays y lesbianas, dejan a muchas personas bi sintiéndose incomprendidas, aisladas y en riesgo de abuso. Las personas bi, y especialmente las mujeres bi, experimentan tasas de violencia desproporcionadamente altas, incluyendo violación. También tienen un mayor riesgo de intimidación, falta de vivienda, depresión y pensamientos suicidas.

El hecho es que las personas bi sólo quieren las mismas cosas que los demás: amor y apoyo de sus familiares y amigos, y respeto de todos los demás.

Las Naciones Unidas te piden que defiendas los derechos humanos de las personas bi. Muestra tu apoyo:

PERSONAS INTERSEXUALES

Las personas intersex nacen con características sexuales que no se ajustan a las definiciones típicas del sexo masculino y sexo femenino.

En muchos países, los niños intersex son sometidos a diversas cirugías y tratamientos con el fin de tratar de cambiar sus características sexuales y apariencia, causándoles dolores físicos, psicológicos y emocionales terribles – y violando sus derechos.

¡Los niños intersex no necesitan ser “corregidos”, ellos son perfectos tal y como son!

Las Naciones Unidas instan a los gobiernos y a los padres a proteger a los niños intersex de estos abusos. ¡Ayúdanos a proteger sus derechos!

 

Las mujeres y el Día del Trabajo

Cuando la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fue fundada en 1919, hace 98 años, la mayoría de las mujeres en el mundo no tenía derecho al voto y gran parte de las que trabajaban tenía poca o ninguna voz colectiva para defender sus derechos en el espacio laboral. Casi un siglo después, la propia OIT considera que la participación de las mujeres en el mercado laboral ha aumentado considerablemente, así como sus derechos en el trabajo. Sin embargo, millones aún enfrentan obstáculos para acceder a la igualdad de oportunidades y de trato en sus empleos. Inclusive las mujeres nos enfrentamos laboralmente a la invisibilidad y a la no remuneración de las labores domésticas. Decir «mujer trabajadora» es redundante, porque todas las mujeres trabajamos. Unas más, unas menos, otras sólo durante algunos períodos de sus vidas, pero todas trabajamos. Incluso trabajan aquellas mujeres con una condición económica elevada que tienen asistencia en las labores domésticas, porque ellas son las encargadas de la administración del hogar, de ver que la despensa esté surtida, la ropa limpia, las necesidades familiares satisfechas… en fin, son encargadas de coordinar el flujo de la cotidianeidad doméstica y de supervisar el desarrollo personal de hijas e hijos.

En torno al primero de mayo, la Organización Internacional del Trabajo realiza diferentes balances en materia laboral. En lo referente al trabajo de las mujeres, ha proporcionado la siguiente información, la cual proviene de la situación y condición de las mujeres en todo el mundo: Mientras que más mujeres han entrado al mercado laboral, persisten la segregación en el trabajo basada en el sexo y las diferencias de remuneración entre hombres y mujeres.

Las mujeres están sobre representadas en la economía informal, en el trabajo precario y en empleos con bajos salarios. Además, con frecuencia son el blanco de una discriminación directa o indirecta. El avance hacia la igualdad de género ha tenido altibajos. Aunque la participación femenina en el mercado de trabajo ha registrado aumentos, la evolución no ha sido pareja entre países y regiones. Continúa la segregación ocupacional horizontal y vertical, y persisten las disparidades salariales por razones de género.

En la economía formal, la proporción de mujeres en el ámbito de dirección general y las cúpulas ejecutivas sigue siendo inadmisiblemente baja, pese a haber mujeres competentes y capaces en las esferas de liderazgo.

Las cuestiones de la discriminación indirecta y sus consecuencias, y la discriminación por motivos múltiples, siguen sin entenderse ni resolverse satisfactoriamente. Las mujeres y las niñas siguen ocupándose de una amplísima parte del trabajo asistencial no remunerado; ello limita sus posibilidades de igualdad de oportunidades y de trato ante el empleo en los mercados laborales.

El conseguir la igualdad laboral entre mujeres y hombres es un objetivo a largo plazo. A parte de las políticas públicas indispensables que fomenten una nueva distribución del trabajo doméstico y la crianza, resulta impostergable un cambio de mentalidad entre las y los empleadores, para emprender acciones afirmativas temporales, con lo cual las mujeres tengamos cada vez mayor acceso a los puestos de dirección, así como al mismo salario que perciben los hombres por hacer el mismo trabajo que nosotras.

CINCO ADOLESCENTES QUE ESTÁN CAMBIANDO EL MUNDO

 

Amika George, Greta Thunberg, Malala Yousafzai, Jack Andraka y Emma González.

Con mucha frecuencia, los adolescentes son considerados como apáticos y centrados en sí mismos.

Pero una nueva generación de jóvenes activistas está demostrando que muchos adolescentes están, de hecho, muy preocupados por problemas sociales, políticos y ambientales, y están completamente preparados para hacer algo al respecto.

Aquí te presentamos a cinco personas inspiradoras que están teniendo un inmenso impacto en el mundo en plena adolescencia:

1. Greta Thunberg

Nacida en 2003, esta adolescente sueca se ha convertido en la líder del activismo contra el cambio climático.

En agosto de 2018, decidió faltar cada viernes al colegio y sentarse con una pancarta escrita a mano frente a la sede del Parlamento sueco en Estocolmo.

A lo que inició como una protesta en solitario se han sumado desde entonces más de un millón de niños y adolescentes en más de 100 países, que están secundando las huelgas escolares por el cambio climático.

Greta Thunberg

2. Malala Yousafzai

Cuando tenía 11 años, Malala Yousafzai escribió y publicó un diario anónimo sobre su vida en Pakistán bajo el régimen del Talibán, que rápidamente logró gran atención.

Pronto, empezó a hablar públicamente sobre la necesidad de que las niñas tuvieran acceso a la educación.

Malala Yousafzai.

Pero tres años después su vida cambió para siempre. En represalia por su activismo, le dispararon en la cabeza en un autobús escolar.

Pero ese intento de asesinato no la detuvo y, al contrario, su perfil no ha hecho más que subir desde entonces. Protagonizó la portada de la revista Time en 2014 y ese mismo año se convirtió en la persona más joven de la historia en ganar el Premio Nobel de la Paz.

3. Emma González

En febrero de 2018, un hombre armado con un rifle semiautomático mató a 17 personas en un tiroteo en la secundaria estadounidense Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida.

Emma González durante su discurso en la "Marcha por Nuestras Vidas". 

Pero en lugar de quedar derrotados por este trágico evento, muchos de los adolescentes que sobrevivieron al tiroteo comenzaron una campaña nacional para intentar poner fin a la violencia con armas de fuego.

Emma González, con entonces 18 años, emergió como uno de los líderes de este nuevo movimiento y cofundó el grupo para promover el control de armas «Never Again».

En marzo de ese año, pronunció un discurso inspirador en la «Marcha por Nuestras Vidas», que congregó a cientos de miles de personas en Washington DC para exigir el control de las armas de fuego en EE.UU.

Tras la campaña de González y sus compañeros, los legisladores de Florida aprobaron la Ley de seguridad pública de la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas, que aumenta la edad para comprar un arma de fuego de 18 a 21 años.

4. Jack Andraka

Con 15 años, el estudiante de secundaria estadounidense Jack Andraka inventó lo que parecía ser una forma nueva y barata de detectar el cáncer de páncreas.

Jack Andraka

El adolescente, quien ganó US$75.000 en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería Intel por su creación, dijo que se le ocurrió la idea leyendo artículos científicos gratuitos que encontró en internet

La prueba, que todavía está en estudio de viabilidad, consiste en una tira de papel cubierta con una solución de nanotubos de carbono y un anticuerpo especial, según Wired, y requiere una sexta parte de una gota de sangre.

5. Amika George

Después de leer que una organización benéfica que generalmente envía productos menstruales a las niñas en África tuvo que redirigir esos productos a la ciudad inglesa de Leeds porque había niñas que no podían pagarlos, Amika George decidió que tenía que hacer algo para luchar contra la llamada «pobreza de período» en Reino Unido.

Amika George durante las protestas en Londres.

George, quien fundó #FreePeriods -que en español sería #PeríodosGratis- cuando tenía 17 años, organizó una protesta delante de Downing Street -residencia de la primera ministra británica- en diciembre de 2017, a la que asistieron 2.000 personas vestidas de rojo demandando que el gobierno hiciera algo.

Ante la presión, el gobierno británico anunció en marzo de 2019 que financiaría productos sanitarios gratuitos en todas las escuelas y colegios ingleses.

 

Base de datos en línea compila el trabajo de mujeres artistas de los siglos XV al XIX

Base de Datos de Mujeres Artistas, A Space of Their Own

Sofonisba Anguissola [Dominio público]

A lo largo de la historia, los nombres de los artistas masculinos han prevalecido, mientras que el trabajo de las mujeres ha sido en gran medida menospreciado u olvidado. La pintora renacentista Sofonisba Anguissola es un gran ejemplo de esto. Esta mujer independiente fue alabada por grandes artistas como Miguel Ángel y Anthony Van Dyck, y tuvo el honor de ser la pintora de la corte del Rey Felipe II de España. Sin embargo, Anguissola ha sido olvidada por la historia, y no es la única: la vida y obra de muchas artistas de este periodo permanece en la oscuridad, incluso para el personal de los museos que albergan su trabajo.

Una nueva base de datos en línea está trabajando para cambiar esta narrativa. Llamada A Space of Their Own (haciendo referencia al ensayo de la autora Virginia Woolf, Una habitación propia) la base de datos intentará recopilar un “recurso exhaustivo” de pintoras, grabadoras, escultoras y más que estuvieron activas en los Estados Unidos y Europa entre los siglos XV y XIX. El proyecto es una colaboración entre un grupo de investigadores en la Universidad de Indiana Bloomington y la fundación Advancing Women Artists (AWA), una organización sin fines de lucro con sede en Florencia que trabaja para identificar, restaurar y exhibir el arte de las mujeres que se encuentran en los almacenes de los museos italianos.

Base de Datos de Mujeres Artistas, A Space of Their Own

Anna Dorothea Therbusch [Dominio público o Dominio público]

Existen algunas otras bases de datos similares. Clara, por ejemplo, consta de 18,000 artistas visuales de todas las épocas, pero ha dejado de ser actualizada. AWARE es una organización francesa sin fines de lucro que cataloga el trabajo de mujeres artistas internacionales nacidas entre 1860 y 1972. El equipo detrás de A Space of Their Own cree que su base de datos cubrirá más de lo que otras pudieron hacer. “[Ninguna otra base de datos] cubrirá la misma cantidad de mujeres de toda Europa, con tanta información como sea posible, incluyendo una bibliografía exhaustiva y una base de datos de imágenes tan grande como sea posible”, explica Adelheid Gealt, profesora de historia del arte y directora de A Space of Their Own.Actualmente, la base de datos está ampliando su listado. Ya tienen a más de 600 artistas individuales y se han puesto en contacto con miles de museos que albergan su trabajo, además de además de solicitar información al público. “Cuando se pregunta a los museos qué obras tienen hechas por mujeres, es sorprendente ver que muchos no tienen esta información a la mano”, afirma Linda Falcone, directora de AWA. “El objetivo final de este proyecto es sensibilizar primero a los ejecutivos de los museos y luego al público en general. No termina con la base de datos, sino que comienza con ella”.

Base de Datos de Mujeres Artistas, A Space of Their Own

Artemisia Gentileschi [Dominio público]

“[El proceso] es lento pero de gran importancia”, expresa Gealt. “Nuestra esperanza, por supuesto, es que con el tiempo estas mujeres artistas vuelvan a ser tan populares como alguna vez lo fueron.”

Base de Datos de Mujeres Artistas, A Space of Their Own

Plautilla Nelli [Dominio público]

Base de Datos de Mujeres Artistas, A Space of Their Own

Una niña escribe a Panini para que haga un álbum de cromos de fútbol femenino

Foto: Nuria, con 8 años, pidió a Panini un álbum de cromos de la Liga Iberdrola

Nuria Cebrián tiene 8 años y colecciona cromos de los jugadores del Levante UD, pero también le gustaría tener los de las futbolistas de ese equipo. Por eso ha pedido a la editorial Panini, la encargada de elaborar cada temporada los cromos de la LFP, un álbum de la Liga Iberdrola de fútbol femenino, para que las chicas se hagan «tan famosas como los chicos».

En una carta manuscrita remitida a «los chicos y chicas» de la editorial, la joven levantinista asegura que le «gusta coleccionar» sus cromos pero que también le gustaría que publicaran un álbum «de la liga de fútbol de las chicas», porque hay «equipos muy buenos», como el Levante y el Valencia.

«He pensado que si vosotros sacáis un álbum de fútbol femenino habrá más niñas como yo que se animarán a coleccionar los cromos y así las chicas futbolistas se harán tan famosas como los chicos«, prosigue Nuria en su carta, que concluye con un «¡las chicas al poder!».

Nuria, que juega al fútbol solo en clase de gimnasia cuando les toca pelota y que ahora quiere apuntarse a este deporte, asegura que «del fútbol solo sacan a chicos famosos y a chicas no» y lamenta: «A Messi lo veo todos los días en la tele y a Noelia, no«. Precisamente, una visita de esta jugadora del Levante femenino, junto al futbolista del mismo equipo Chema Rodríguez, a su colegio para darles una charla sobre este deporte despertó en la niña el interés por el fútbol femenino.

Nuria Cebrián Bernabé quiere los cromos de las jugadoras del equipo femenino del Levante

Hay maltratos que no dejan heridas en la piel, sino en el alma

(Extracto de un artículo de la escritora y psicóloga Gema Sánchez Cuevas)

Una palabra, un gesto o simplemente un silencio pueden ser suficientes para lanzar una daga directa a nuestro corazón. Un corazón que va debilitándose poco a poco, quedando anestesiado ante cualquier posibilidad de sublevación, porque el miedo y la culpa han sido instaurados.

El maltrato emocional es una realidad muy presente en nuestras días que no entiende de edad, sexo o estatus social.

Lo peligroso de los maltratos de este tipo son sus consecuencias y su habilidad para pasar desapercibido. El maltrato emocional es un proceso silencioso que, cuando da la cara, ya ha pasado mucho tiempo desde que se originó, teniendo consecuencias devastadoras para la persona que ha sido víctima.

Su inicio es lento y silencioso, ejercido por una persona disfrazada de encanto con el objetivo de seducir a sus víctimas para atraparlas, sobre todo en las relaciones de pareja. De esta manera, la realidad que el maltrador muestra es una realidad falseada, llena de promesas y deseos que nunca se harán realidad.

El abuso emocional es un potente veneno que destruye la identidad de la persona, arrebatándole su fortaleza emocional. Se da de manera indirecta, a través de las reja agujereadas, que dejan pasar a las insinuaciones que buscan culpar e instalar la duda en las víctimas.

Así, cuando la víctima ya ha sido atrapada, el maltratador comienza a destaparse ante ella a través de los desprecios, las críticas, los insultos o incluso los silencios. Por eso, las huellas de estos maltratos no son físicas y no hay heridas visibles en la piel de la víctima, porque el maltrato emocional se ejerce a través de las palabras, de los silencios o los gestos.

Tanto es el daño que se ejerce en estas situaciones que el miedo a actuar para liberarse se ve en muchos casos como un imposible. La cárcel mental es tan sólida que la víctima entra en una profunda situación de indefensióna la que no imagina salida.

Niña atrapada en una jaula

Las heridas del maltrato emocional son llagas profundas que llegan hasta lo más recóndito del interior de la víctima. No se ven ni se oyen, pero son terriblemente sentidas por la persona que las sufre. Heridas ocultas para los demás, pero profundamente dolorosas para la persona que lo sufre.

Son heridas originadas a través de los desprecios, descalificaciones y ninguneos que el maltratador ha dirigido a la víctima. Heridas invisibles y enraizadas en el miedo, la culpabilidad y la duda que arrebatan la creencia de cualquier posibilidad de actuar para liberarse de la situación en la que la víctima se encuentra.

Estas heridas sangran no solo en cada encuentro, sino también ante la expectativa de que puedan ocurrir. Lo importante es que la persona no dé por perdida la posibilidad de salir de la situación en la que se encuentra y que tenga en cuenta que estas heridas pueden repararse con ayuda. 

Mano sujetando un corazón maltratado

En estos casos, el factor más importante es que la persona víctima pueda identificar la situación en la que se encuentra atrapada, donde carga con toda la responsabilidad y culpabilidad que el maltratador le ha inducido. Por lo tanto, tomar conciencia de que nos encontramos en un proceso de maltrato emocional es el primer paso para poder liberarnos.

Una vez que sepamos donde nos encontramos inmersos, recuperar a nuestros seres queridos y apoyarnos en ellos para que puedan facilitarnos la salida de esta situación contribuirá a que sigamos adelante. Poco a poco, con sus gestos de amor y cariño, pueden ir llenando algunos de los vacíos que en nuestro interior se han originado.

Además, buscar ayuda de un profesional especializado nos facilitará comenzar a reconstruir nuestra identidad y autoestima, para reparar todas esas heridas emocionales invisibles que habitan en nuestro interior. Así podremos volver a reencontrarnos con nosotros mismos.

Por último, no olvidemos que cada uno de nosotros también podemos llegar a originar heridas en el alma de los demás cuando despreciamos, ignoramos o criticamos sin tener que llegar a situaciones de maltrato emocional. Las palabras y nuestros gestos son un arma de doble filo que hay que cuidar…

Siete mujeres matemáticas asombrosas que no deben ser olvidadas

Aquí os dejamos la historia de siete mujeres matemáticas que hicieron importantísimas aportaciones a la ciencia y,  como tantas veces ha ocurrido, estando a la sombra de sus colegas masculinos…..

Caroline Herschel: de pulir espejos a descubrir un cometa

Caroline Herschel
Caroline Herschel – Wikipedia

De pequeña, a Caroline Herschel (1750-1848), su padre la enseñó a observar las estrellas. Su vida transcurrió supeditada a la de su hermano, el reconocido astrónomo William Herschel. Muchos de los éxitos del científico se deben al constante apoyo de Caroline, quien tenía como tareas desde esmerilar y pulir espejos, pasando por realizar cálculos algebraicos, hasta establecer distancias astronómicas. Fue la primera mujer en descubrir un cometa, pero tuvo que esperar hasta 1835 para ser reconocida como miembro de honor de la Royal Astronomy Society: tenía en ese momento 85 años.

Sophie Germain: la mujer que falta en la Torre Eiffel

Sophie Germain
Sophie Germain – C.C.

Sophie Germain (1776-1831) estudió y aprendió matemáticas de manera autodidacta a pesar de la oposición de su familia. Realizó importantes contribuciones en campos tan dispares como la teoría de números o la teoría de la elasticidad. Sus matemáticas no consiguieron su pleno desarrollo al haber carecido de una educación formal y organizada. Tuvo que trabajar en solitario, porque la autoridad científica de su época la excluía por ser mujer. Gustave Eiffel –quien realizó su famosa construcción gracias, entre otros, a los aportes en teoría de la elasticidad de Germain– hizo grabar en la torre los apellidos de 72 ‘sabios’, todos varones: Sophie, evidentemente, no aparece.

Ada Lovelace: la primera programadora

Ada Lovelace
Ada Lovelace – Wikipedia

Ada Lovelace (1815-1852), hija de Anna Isabella Milbanke –la princesa de los paralelogramos– y de Lord Byron –el poeta maldito– heredó la brillantez de su madre y de su padre. Fue una matemática visionaria, con una imaginación desbordada. Se la considera como la primera persona programadora de la historia: creó un algoritmo para calcular los números de Bernoulli en una máquina analítica que el ingeniero Charles Babbage debía construir… aunque no se hizo realidad por falta de financiación.

Sofia Kovalévskaya: poeta del alma

Sofia Kovalévskaya
Sofia Kovalévskaya – Wikipedia

Sofia Kovalévskaya (1850-1891) ha pasado a la historia fundamentalmente por el conocido como teorema de Cauchy-Kovaleskaya. Pero también investigó, entre otros, sobre los anillos de Saturno. Su mayor éxito matemático fue su investigación sobre la rotación de un sólido alrededor de un punto fijo por el que obtuvo el Premio Bordin de la Academia de Ciencias de París en 1888. Es imposible ser matemático sin ser un poeta del alma, afirmaba Sofia. De hecho, ella también se dedicó a la literatura.

Katherine Johnson: el cálculo del cohete

Katherine Johnson
Katherine Johnson – Wikipedia

Katherine Johnson (1918) fue una niña prodigio, conocida por su gran precisión en los cálculos necesarios para la navegación aeronáutica. Se le deben desde los cálculos de las trayectorias de los primeros vuelos espaciales de Estados Unidos hasta los que llevarían al hombre a la Luna. Su pasión por la ciencia se resume en estas bellas palabras: Algunas cosas desaparecerán de nuestra vista, pero siempre habrá ciencia, ingeniería y tecnología. Y siempre, siempre, habrá matemáticas.

María Josefa Wonenburger: el mérito en la sombra

María Josefa Wonenburger

María Josefa Wonenburger Planells (1927-2014) se enamoró desde niña de las matemáticas, para las que tenía especiales habilidades. Desde su Galicia natal viajó a Estados Unidos gracias a las primeras becas Fullbright. Sin oportunidades para prosperar en España, investigó en Canadá y Estados Unidos junto a los mejores especialistas en álgebra, dirigiendo varias tesis doctorales. A pesar de sus grandes éxitos en teoría de grupos clásicos y álgebras de Clifford, su vida académica se vio truncada en 1983 cuando su madre enfermó y ella regresó a España para cuidarla.

Maryam Mirzakhani: la primera Medalla Fields

Maryam Mirzakhani
Maryam Mirzakhani – EFE

Maryam Mirzakhani (1977-2017) saltó a la fama en 2014 cuando fue galardonada con la Medalla Fields. Fue la primera mujer en recibirla, además de la primera persona iraní. Ingrid Daubechies –primera mujer en presidir la Unión Matemática Internacional que concede este galardón– decía de ella al serle otorgada la Medalla: Ella encarna una rara combinación de habilidad técnica, gran ambición, una visión a largo plazo, una curiosidad profunda. Ninguna otra mujer ha recibido de nuevo este galardón.