LA CARGA MENTAL DE LAS MUJERES

Os resumimos un interesante artículo de El Mundo, analizando la igualdad entre hombres y mujeres…dando un paso más allá….

Las cosas han cambiado mucho dentro y fuera de casa en lo que a reparto de tareas se trata, pero aún hay diferencias notables entre hombres y mujeres. Todavía hoy son ellas las que se encargan de toda la logística, planificación, coordinación y toma de decisiones en el hogar. El 71%, de hecho, sufre carga mental y solo el 12 % de los hombres lo experimenta.

¿Y qué es eso de la carga mental? Viene a ser un peso invisible que se genera por el esfuerzo mental constante y deliberado que conlleva estar pendiente de que las dinámicas de la casa funcionen bien. Si bien es cierto que el hombre poco a poco se va incorporando a las tareas del hogar, no es menos cierto que quien sigue dirigiendo la orquesta doméstica es la mujer.

Según Violeta Alcocer, psicóloga, “cuando hablamos de la carga mental debemos distinguir entre el trabajo físico o tareas (ir al supermercado, hacer una gestión en el banco, o llevar a tu hija a baloncesto…), que muchas veces son compartidas, del trabajo mental que supone estar pendiente de todo: darse cuenta de qué hace falta, organizar, planificar, comprobar, anticiparse, decidir, supervisar, etc… y que la mayor parte de las veces son asumidas solo por un miembro de la pareja y en su mayoría por una mujer”.

Dentro de este contexto, P&G ha desarrollado el proyecto social #DescargaMental, en el que han entrevistado a más de 2.400 personas, hombres y mujeres viviendo en pareja con y sin hijos de entre 25 y 49 años, por todo el país, para saber cómo se distribuye esa responsabilidad. El 84% de las mujeres confirma haber sentido estrés debido a las responsabilidades relativas al hogar. Y en esto hay mucha tela que cortar porque el 87% se siente responsable de la dinámica del hogar y un 73% considera que tiene que dejar instrucciones cuando se va de casa. Otra queja recurrente: a ellos aún hay que pedirles que hagan las cosas, según un 72% de las voces femeninas entrevistadas.

Con la maternidad, la carga mental aumenta notablemente para las mujeres. Para el 91% de ellas, su papel es clave en los flujos domésticos. Preguntados ellos, queda claro: solo un 12% menciona ser la persona de referencia para las necesidades diarias de sus hijos y únicamente un 5% afirma estar pendiente de los festivales del colegio.

P&G ha ido un paso más allá y ha hecho un experimento en el que les pidió a 5 parejas con diferentes perfiles que pasaran sus listados de tareas mentales a la aplicación de notas del móvil. Después, cada pareja intercambió su teléfono y leyó en voz alta el listado de notas del otro.

Mientras que los hombres tenían notas relacionadas con su trabajo y centradas en cuestiones personales, las mujeres no solo tenían mayor cantidad de deberes, sino que la mayoría estaban íntimamente ligados al entorno doméstico, evidenciando así la desigualdad de cargas de unos y otros .

EL AMOR NO DUELE

Hoy, día de los enamorados, no olvidéis qué es el AMOR de verdad…..SI DUELE NO ES AMOR

PARA NADA esas frases de:

“Sin ti no soy nada”

“Quien bien te quiere te hará llorar”

“Los celos demuestran amor”

“El amor todo lo puede”

ESO NO ES AMOR….ES VIOLENCIA

 

Federica Montseny, la primera mujer ministra de Europa

En plena Guerra Civil, una mujer es designada ministra, la pionera en acceder a las tareas de gobierno en la historia de España. El Ejecutivo republicano ha creado este ministerio respondiendo a una promesa largamente anunciada y ella es su principal candidata.

Al frente de la cartera hasta mayo del año siguiente, su labor marcará también un hito, con revolucionarios proyectos sociales. En sólo seis meses, su contribución a la mejora de la salud pública y a la consecución de los derechos de las mujeres en España marca un hito histórico. Impulsa un cambio en los conceptos de sanidad pública y bienestar social. Convencida de la necesidad de reestructurar los servicios médicos, cree en su descentralización y su vinculación con el entorno social. Entre sus logros podemos destacar la creación de hogares infantiles, la promoción de comités técnicos de investigación psiquiátrica contra el cáncer o la creación de casas de reposo para los combatientes. O proyectos adelantados a su tiempo, como la promulgación de una ley de interrupción del embarazo, una campaña de lucha antivenérea, o la creación de los ‘liberatorios  sexuales’ de la prostitución, centros donde las prostitutas podían alojarse y aprender un oficio, manteniendo paralelamente abiertos los prostíbulos, consecuente con sus ideas.

CIFRAS SOBRE LA VIOLENCIA DE GÉNERO QUE DEBERÍAMOS SABER. QUE NO NOS ENGAÑEN ENMARAÑANDO LA REALIDAD.

En los últimos días, tanto en redes sociales como en algunas declaraciones en los medios de comunicación, hay ciertos sectores que aseguran hay una violencia de mujeres contra hombres de forma generalizada, que la Ley de Violencia de Género los discrimina a ellos o que desde el Gobierno se oculta información respecto a esto. Sin embargo, los datos existentes lo desmienten.

En el mundo, los datos respecto a violencia y desigualdad sobre las mujeres llevan décadas alarmando a Gobiernos y organismos internacionales, que refieren a ella como una epidemia mundial. La confusión en el uso de los términos de violencia de género y violencia doméstica, las cifras aleatorias y sin contexto y los números inventados, contribuyen  a enmarañar la realidad y pueden  engañan a la ciudadanía. Aquí, información y datos sobre la realidad española.

¿Qué es la violencia de género y qué es la violencia contra la mujer?

El término violencia de género, asentado de forma más oficial desde 1995, tras la Conferencia Mundial sobre la Mujer en Pekín, hace alusión a la violencia física o psicológica que se ejerce contra alguien por su género. Es un concepto más amplio que el de violencia contra la mujer y desde ONU Mujeres explican que aunque las víctimas son en su inmensa mayoría niñas y mujeres, puede ser ejercida contra cualquier persona.

En España existe desde 2004 una ley específica, la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género con el objetivo de “actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”, para “prevenir, sancionar y erradicar esta violencia y prestar asistencia a las mujeres, a sus hijos menores y a los menores sujetos a su tutela, o guarda y custodia, víctimas de esta violencia” y recoge “todo acto de violencia física y psicológica, incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad”.

¿Qué es la violencia doméstica o intrafamiliar?

Es la que tiene lugar en el hogar y puede ser ejercida por cualquier miembro de la familia y sufrida por cualquier miembro de la familia: de padres a hijos, de madres a hijos, entre cuñados, de abuelas a nietos, de nietas a abuelos, de sobrinos a tías…

En España YA se recoge en varias normas, entre ellas en los artículos 153 y 173 del Código Penal; este último la denomina como “la violencia física o psíquica sobre quien sea o haya sido su cónyuge o sobre persona que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados”.

Las cifras

Asesinatos

No existe, sin embargo, una estadística oficial sobre hombres asesinados por sus parejas o exparejas porque la problemática social no existe; hay que bucear en otros informes para encontrar este dato.

Según el último informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre violencia de género y doméstica en el ámbito de la pareja y o la expareja, con cifras de 2015, 10 hombres fueron asesinados por mujeres que habían sido sus parejas o exparejas, en el 20% de los casos, existían denuncias por violencia de género contra ellos.

Y, según el análisis de las sentencias dictadas por los tribunales del jurado y las audiencias provinciales en 2016, sobre homicidios o asesinatos entre miembros de la pareja o expareja, hay un “desproporcionado mayor riesgo de las mujeres a ser asesinadas por sus parejas o exparejas y evidencian las diferencias en cuanto a la severidad de la misma”. De las 48 sentencias dictadas en 2016, 38 supusieron el asesinato de una mujer (79%) y 10 de un hombre (21%).

Delitos sexuales

En España, el informe sobre delitos contra la libertad e indemnidad sexual de 2017 apunta que “respecto a la distribución por sexo de las víctimas, se muestra una proporción extremadamente alta de mujeres comparativamente con la de los hombres”:

Abuso sexual. 3.469 mujeres fueron víctimas de abuso sexual frente a 584 hombres, en el 98% de los casos, el abusador fue un hombre (2.318 hombres y 43 mujeres).

Abuso sexual con penetración. 465 mujeres víctimas frente a 70 hombres, en el 97% de los casos el delito fue cometido por un hombre (404 hombres y 11 mujeres).

Agresión sexual. 1.313 mujeres sufrieron agresiones sexuales frente a 118 hombres, en el 99% de los casos los perpetradores fueron hombres (884 hombres y 12 mujeres).

Agresión sexual con penetración. 906 fueron a mujeres y 68 a hombres, en el 99,5% de los casos el delito fue cometido por un hombre (633 hombres y 3 mujeres).

Acoso sexual. 327 casos de acoso sexual a mujeres y 22 a hombres, en el 100% de los casos el acosador fue un hombre.

Ciberdelincuencia. En el 63% de los casos las víctimas de ciberdelincuencia sexual son mujeres, y suponen el 100% en delitos como la agresión sexual, la agresión sexual con penetración y el abuso sexual con penetración. Y el 94% de los detenidos o investigados por estos delitos son hombres (745 hombres frente a 46 mujeres).

Violencia doméstica. Según el INE, hubo 6.909 víctimas con procesos abiertos en 2017: 4.313 mujeres y 2.596 hombres. Se trata en su inmensa mayoría de agresiones entre personas con vínculos familiares, pero no de pareja. Hubo 4,908 denuncias: 3.590 a hombres y 1.318 a mujeres.

Denuncias falsas. Desde 2009 y hasta 2016 se interpusieron 1.055.912 denuncias por violencia de género. De ellas, 79 resultaron ser falsas, es decir, el 0,0075%, según datos de la Fiscalía.

 

AHORA LA REFLEXIÓN ES VUESTRA…….